El abrigo de las algas


Monumento a Alfonsina Storni
Desde aquellas rocas inmortalizaste tu poesía y grabaste tu huella en el mundo de las sirenas.
El viejo Caronte te asediaba cada noche. Tiritando de dolor buscaste el abrigo de las algas y con ellas te cubriste para siempre.
El mar es más bravo ahora, Alfonsina, porque lleva tu vigor.

Escrito para 50 palabras