Abuela

Sobreviviente de una guerra que mató a toda tu familia, te hiciste fuerte y testaruda.
Convertiste la tierra en mar; te sumergiste atravesando alambres que electrificaban tus sueños; huiste de las "duchas" temiendo tiros por la espalda.
Aquel guardia te perdonó la vida. A mí me toca perdonarte la muerte.

Escrito para 50 palabras
Elegido para formar parte del libro "El mundo en cincuenta palabras", una antología seleccionada y editada por Alejandro Garaizar.